Remilia, Badawi y el abuso de poder

Todos, supongo, tenemos un tema hacia el que somos más sensibles, un asunto que hace que nuestra sangre hierva. Para mí, ese tema es el abuso, especialmente el abuso de poder. Puede que sea por mi pasado, por mis ideas o vaya usted a saber por qué, pero la cuestión es que nunca he soportado a la gente que intenta aprovechar una posición de poder sobre otra y la humilla de alguna manera. Es por eso que siento la necesidad de escribir estas lineas, porque el asunto de Maria, la ex-jugadora de la LCS norteamericana bajo el nombre de Remilia, ha conseguido enervarme hasta el punto de necesitar hacer esta pieza.

La primera mujer en la Liga

Permitidme empezar con unos antecedentes por si no sabéis de lo que estoy hablando: Hace tres años, la jugadora trans Maria Creveling en proceso de reasignación de sexo y entonces conocida como Remilia, entraba a un nuevo equipo, llamado Misfits (nada que ver con el equipo europeo que existe en la actualidad) como jugadora de apoyo. El equipo, dirigido por Chris Badawi y Montecristo, consiguió la clasificación para la LCS norteamericana a finales de aquel mismo año 2015 ya bajo el nombre Renegades. Así, Remilia se convertía en la primera mujer en jugar en la LCS. Sin embargo, el rendimiento del equipo en la máxima competición no fue el esperado. Solo lograría salvar la plaza en el torneo de promoción ya sin una María muy criticada e insultada por su actuación en el equipo tras su primer split.

 

Este sin embargo, no sería el final de la historia, ya que al final de aquel split descubrimos que, preocupados por el trato a algunos jugadores y otros temas, Riot Games decidía expulsar a Renegades de la liga. Terminaba así el recorrido efímero de esta organización por el League of legends competitivo. Esto era lo que sabíamos hasta que la propia Maria ha roto su silencio respecto a lo que ocurrió. En unos tweets ya eliminados pero que han sido compilados por un usuario de Reddit ha detallado lo que ocurrió durante su estancia en Renegades. Estos tweets han sacudido hasta los cimientos todo lo que pensábamos muchos acerca de su paso por la máxima competición de Norteamérica.

Un sueño transformado en pesadilla

Las declaraciones de la ex-jugadora han arrojado nueva luz sobre lo ocurrido en la casa de Renegades y han descubierto una situación horrible propiciada por el otrora dueño del equipo Chris Badawi (la propia María ha exculpado de todo lo ocurrido a Montecristo). Apoyada en sus declaraciones por un video del periodista Richard Lewis, que vivió en la casa en aquella época, Maria ha contado como Badawi le prometió pagarle la cirugía de reasignación de sexo, que era en aquel momento todo lo que ella quería en la vida y como finalmente y para que la jugadora apareciera en el escenario de la LCS, la llevó a una clínica en Tailandia sin ningún tipo de garantía (no hizo ninguna comprobación sobre el sitio más allá de que había recibido “una recomendación” y pagó 5000 dolares en efectivo) para realizar una operación que ha dejado secuelas gravísimas en el cuerpo de la jugadora. Ha contado como la terapeuta que firmó la orden médica necesaria para permitir a María someterse a esa operación fue la propia madre de Badawi y cómo el dueño la presionó durante meses para que no dejara de jugar a pesar de tener que jugar con un dolor constante o atiborrada de calmantes para poder soportar el dolor que la operación le causó y que, según cuenta, nunca la abandonará por completo.

Es sencillamente indignante pensar que una persona joven haya sido utilizada de esta manera por un hombre sin ningún tipo de escrúpulos que se aprovechó de una joven sin hogar (se quedó sin él tras terminar la relación con su novia de la época), que creía que con la cirugía de reasignación de género se solucionarían todos sus problemas. Como no consiguió ayuda médica real para una jugadora que soportaba tanto dolor y estaba tan destrozada mentalmente que llegó a autolesionarse y llegaron a ofrecerle unas tijeras para ello para que no se autolesionara con unas tijeras oxidadas. Una persona que llegó a congelar el sueldo que debía cobrar para “Pagar recuperar su dinero” con el que había prometido ayudar. Un hombre cuyas disculpas públicas en Reddit son en sí mismas una falsedad enorme que se pueden contrastar con publicaciones propias del pasado. Que cuando llegado el momento, Maria dijo basta, no dudó en dejarla en la calle tras humillarla todo lo que pudo y más. Tras esto NRG le prestó ayuda y le dieron un sitio para vivir en la casa que usaban los jugadores de CS:go.

Es una lástima ver como una persona ha tenido que pasar por todo esto por tomar una mala decisión cuando era vulnerable en un momento complicado de su vida. Como la vida de María se ha visto afectada para siempre porque una persona sin escrúpulos decidió tomar atajos para semi-cumplir sus promesas y forzar a una persona a rendirse a sus deseos. Y lo peor es que veo a gente defendiendo a Chris Badawi por todo esto, diciendo que en realidad le pagó la operación y que la culpa es de María por ser tan idiota como para aceptar. Veo a gente admitiendo que lo correcto es la dinámica de poder en la que el dueño del equipo presionó a la jugadora al máximo y la utilizó sin tener en cuenta el bienestar de esta persona.

 

Me asusta sinceramente pensar que esta historia podría llegar a repetirse por la gran cantidad de personas que parecen creer que esto es correcto. Que creen que el abuso está justificado y que la humillación pública a la que se sometió a una persona sin la fortaleza mental para soportarlo, en un estado físico y mental muy lejos del ideal es culpa de la propia jugadora por pasar por un momento de inestabilidad  mental. Sinceramente, si esos son los e-sports que el mundo quiere, que paren aquí que yo me bajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.